Entendemos la educación en agua desde una perspectiva amplia que promueve cambios personales y culturales en la búsqueda de una sociedad más sostenible y solidaria. Queremos formar parte de una sociedad consciente y preocupada por su entorno y por los problemas relativos a él; una sociedad que tenga los conocimientos, las competencias, la motivación y el sentido del compromiso que nos permita trabajar conjuntamente en la resolución de los problemas actuales relacionados con el agua.

Para conseguir una implicación real y positiva de los actores sociales en la promoción de un uso sostenible del agua y la conservación de los ecosistemas fluviales, no es suficiente con el desarrollo de iniciativas legales o técnicas, sino que resulta  imprescindible contar con herramientas efectivas  de carácter social como la educación ambiental, la comunicación y la participación, estrategias todas ellas que ayuden a promover la extensión social de la Nueva Cultura del Agua.

El trabajo de la FNCA se orienta a tres ámbitos fundamentales: i) la cultura; ii) la educación y iii) la comunicación social. En cada uno de estos tres ámbitos, el área estratégica permite incluir líneas de trabajo a varios niveles:

  • la realización de proyectos de investigación que permitan evaluar la situación actual y elaborar propuestas para impulsar la nueva cultura del agua en cada uno de los tres ámbitos mencionados. En esta línea cabe destacar la investigación sobre educación y nueva cultura del agua (percepciones sobre el agua en la comunidad educativa, diagnóstico sobre los currículos educativos en relación con el agua y presencia de la nueva cultura de agua en la educación no formal, entre otros aspectos).
  • la contribución a los debates y marcos de análisis en torno a los aspectos culturales, educativos y comunicativos de la nueva cultura del agua, a través de la elaboración de documentos de reflexión y la participación en jornadas.
  • la formación especializada en planificación y gestión desde la perspectiva de la nueva cultura del agua.
  • la intervención directa a través de la organización y celebración de actividades específicas culturales, educativas y de comunicación social.