Hazte amigo/a

Proyectos investigación

En general, el abastecimiento doméstico está garantizado en España. Sin embargo, a pesar de la prioridad legal y la protección de de las  aguas destinadas al abastecimiento, se producen situaciones en los que el abastecimiento doméstico se ha puesto en riesgo debido a un deterioro de las fuentes de abastecimiento, principalmente en el caso de pequeñas y medianas poblaciones.

Con el fin de realizar un diagnóstico de esta problemática, la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA), con la colaboración de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS), han llevado a cabo una recopilación y análisis de algunos casos ilustrativos, en los cuales el abastecimiento doméstico ha sufrido un deterioro debido a la pérdida de calidad de las aguas subterráneas o superficiales o a la disminución del agua disponible por competencia con otros usuarios.  Para ello se ha aplicado un enfoque participativo, con el fin de recoger información a través de una ficha de distintos casos ilustrativos, contando con la colaboración de los socios y amigos de la FNCA, además de los miembros de las distintas redes de defensa del agua.

Los resultados obtenidos han permitido caracterizar 21 casos de afecciones al abastecimiento humano, los cuales se han caracterizado con la metodología FPSIR (fuerzas motrices, presiones, estado, impacto, respuestas). Estos casos muestran que en la mayoría de los casos el origen de las presiones es la actividad agraria, siendo el principal impacto la inutilización de las fuentes de captación para abastecimiento humano (en general se trata de aguas subterráneas) debido a la contaminación por nitratos de origen agrícola o ganadero.

Las respuestas que se suelen aplicar por parte de las administraciones se dirige muy mayoritariamente hacia los impactos (soluciones de final de  tubería). Este tipo de medidas son menos eficaces, menos eficientes desde el punto de vista económico y menos duraderas que las medidas que se dirigen a las fuerzas motrices y a las presiones. Por ello se propone un cambio en el tipo de medidas que se aplican, las cuales deben dirigirse preferentemente hacia las fuerzas motrices, con el fin de resolver los problemas de forma eficaz, eficiente y duradera.

En concreto se proponen las siguientes medidas: 1) Establecimiento y aplicación de perímetros de protección; 2) Control estricto sobre fuentes contaminantes; 3) Reducción de la presión sobre la cantidad de agua; 4) Medidas basadas en la naturaleza; 5) Aplicación del principio de quien contamina paga y 6)  Fomento de buenas prácticas agrícolas y ganaderas.

La memoria completa del proyecto está disponible aquí

 

Este proyecto de investigación está cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria 2021 de subvenciones a ONG que desarrollen actividades de interés general consideradas 
de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.

La política del agua en España ha tenido y tiene aún que evolucionar desde una concepción productivista del uso del agua, anclada en las concepciones liberales del siglo XIX, hacia la protección del recurso hídrico, por constituir un recurso natural especialmente valioso para el sostenimiento de la vida y que además resulta particularmente escaso en medios mediterráneos.

Proteger los recursos hídricos requiere un cambio de perspectiva, que ha de ser más integral y amplia, basada en una concepción ecosistémica, en el mejor conocimiento científico disponible y en la planificación participativa, con el fin de garantizar a largo plazo la protección de los recursos hídricos y de los ecosistemas del agua. Sin embargo, esta concepción ecosistémica y centrada en el uso sostenible del agua sigue siendo todavía una aspiración, observándose numerosos incumplimientos en éste ámbito, los cuales derivan tanto de las deficiencias del marco normativo como del bajo grado de cumplimiento efectivo de muchas de las obligaciones jurídicas vigentes.

Este proyecto ha llevado a cabo un análisis de la transposición al Derecho interno de las normativas comunitarias, ha identificado los principales incumplimientos relacionados con el agua y los ecosistemas asociados y finalmente ha elaborado un conjunto de propuestas para la mejora del marco normativo e institucional de la planificación y gestión del agua en España, incluyendo una sustancial mejora de los procesos de participación pública.

La aprobación de la ley de aguas de 1985 constituyó el primer gran incumplimiento del Derecho comunitario en materia de aguas, pues no adaptó de manera correcta y completa el derecho interno al acervo comunitario vigente en materia de aguas. Los incumplimientos tal vez más significativos en en primer momento fueron los referidos a la Directiva de aguas de baño y a la Directiva Aves. Posteriormente se añadieron otros incumplimientos relativos a la adaptación a la normativa española de la directiva de Evaluación de Impacto Ambiental, de la que quedaron fuera buena parte de las obras hidráulicas, entre otros problemas. A los anteriores hay que señalar los incumplimientos relativos al tratamiento de las aguas residuales y al control de los nitratos de origen agrícola.

En relación con la Ley de Aguas, se han elaborado un conjunto de propuestas de mejora de la misma en ámbitos especialmente importantes y urgentes, como los principios rectores de la gestión del agua, los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento, el Dominio Público Hidráulico, las aguas minerales y termales, el régimen concesional, las obras hidráulicas, el concepto de interés general, la declaración de emergencia, la aplicación del principio de recuperación de costes, la aplicación del principio quien contamina paga y la participación pública. La reforma de la Ley de Aguas en la línea de las propuestas elaboradas constituye una tarea inaplazable para superar de forma definitiva la concepción productivista del uso del agua e implantar una concepción ecosistémica, basada en el mejor conocimiento científico disponible y en la planificación y gestión participativa, con el fin de asegurar la conservación y mantenimiento de la buena salud de los ecosistemas hídricos, la adaptación al cambio climático y el uso sostenible del agua.

La memoria completa del proyecto está disponible aquí

Este proyecto de investigación está cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria 2021 de subvenciones a ONG que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.

La consideración del agua reutilizada como un nuevo recurso hídrico se refiere a la reutilización directa (sin previa devolución de los retornos a ríos y cauces) de las aguas residuales depuradas, normalmente para uso en regadío. Esta visión ignora que dichos recursos ya se estaban reutilizando, si bien de forma indirecta, a través del retorno de las aguas residuales urbanas (depuradas o no) a los caudales circulantes.

La reutilización directa del agua y de forma más general la economía circular del agua, puede ayudar a reducir las captaciones, dando un nuevo uso al agua ya utilizada. La economía circular del agua puede también contribuir a reducir los flujos contaminantes, dado que las aguas residuales son reutilizadas de nuevo, de forma que la posible carga contaminante que puedan mantener tras los procesos de depuración, no es aportada a los ecosistemas naturales. Existen además otro aspectos que relacionan contaminación y economía circular del agua, como la existencia de contaminantes emergentes en las aguas residuales depuradas que pueden limitar la reutilización de aguas regeneradas.

La reutilización directa de los recursos procedentes de las aguas regeneradas, bien planificada y gestionada, puede complementar las medidas principales de gestión de la demanda, con el fin de aliviar la presión que los distintos usos ejercen sobre los ecosistemas hídricos y sobre el estado ecológico de ríos, acuíferos y ecosistemas costeros. Sin embargo, la regeneración de aguas residuales, en tanto que medida de oferta, incrementa los recursos disponibles, lo cual puede inducir de forma indirecta el incremento de las demandas. Por otra parte, la reutilización directa de las aguas regeneradas, sin que tales caudales se devuelvan al ciclo natural (ríos y cauces públicos), puede tener un efecto negativo sobre los caudales circulantes y sobre los servicios ecosistémicos de los mismos, especialmente en ciertos ámbitos de los países mediterráneos, donde el retorno a los ríos de las aguas depuradas puede constituir una
proporción significativa de los caudales circulantes.

Este proyecto de investigación ha abordado la problemática general de la economía circular del agua, incluyendo sus efectos sobre los ecosistemas naturales, la problemática de los contaminantes emergentes, las relaciones entre economía circular del agua y gestión inteligente o diferencial de la calidad del agua y las potencialidades y limitaciones de la reutilización del agua en otros ámbitos diferentes a la reutilización de aguas residuales. Sobre este último aspecto se celebró un taller para la validación participativa de los resultados relativos a las ventajas e inconvenientes de la reutilización de drenajes agrarios para su uso de nuevo en regadío y sus implicaciones en relación con la contaminación difusa en el Mar Menor y el Mediterráneo. Finalmente se elaboró un conjunto de propuestas que permitan avanzar hacia una economía circular del agua avanzada.

La memoria completa del proyecto se puede consultar aquí

 

Este proyecto de investigación está cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria 2021 de subvenciones a ONG que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.

Este proyecto de investigación lleva a cabo un análisis de la forma en la que los borradores de planes hidrológicos del tercer ciclo han considerado dimensiones cruciales para la recuperación y mantenimiento del buen estado de los ecosistemas fluviales y de su biodiversidad asociada. En concreto estas dimensiones cruciales analizadas son dos: i) el régimen de caudales ecológicos y ii) el estado hidromorfológico de las masas de agua.

El proyecto aplica la metodología de la Investigación-Acción Participativa a través de los miembros y actividades desarrolladas por los miembros del Observatorio de las Políticas del Agua, lo que ha permitido contrastar y validar los principales resultados obtenidos.

El proyecto se ha concretado en las siguientes actividades: i) Se ha analizado el grado de avance en el establecimiento del régimen de caudales ecológicos en todas las demarcaciones entre el plan vigente y el borrador de plan del tercer ciclo, se ha analizado; ii) Se ha llevado a cabo un diagnóstico detallado y se han elaborado propuestas en relación con el régimen de caudales ecológicos en una muestra representativa de demarcaciones, constituidas por las del Cantábrico Occidental, Ebro, Tajo, Júcar y Segura; iii) Se ha llevado a cabo un diagnóstico detallado y se han elaborado propuestas sobre el la calidad hidromorfológica de los ecosistemas fluviales en estas misma selección de cuencas focales: Cantábrico Occidental, Ebro, Tajo, Júcar y Segura.

Entre las conclusiones generales, cabe destacar que, si bien se identifican avances en el ámbito de los caudales ecológicos y de la consideración de los aspectos hidromorfológicos en los borradores de planes hidrológicos del tercer ciclo, tales avances quedan todavía muy lejos del avanzado estado de degradación de muchos ecosistemas fluviales, de la acelerada pérdida de biodiversidad fluvial, uno de los tipos de biodiversidad que está disminuyendo de forma más acelerada. Las razones que explican la distancia entre los objetivos a alcanzar y el escaso avance real en los borradores de planes del tercer ciclo son múltiples, pero sin duda una de las principales es que en general la recuperación y mantenimiento del buen estado ecológico de las masas de agua, a que obliga la Directiva Marco de Agua, se sigue supeditando a la satisfacción de las demandas, como se ilustra en el caso de los caudales ecológicos, insuficientes y sin componentes clave como los caudales de crecida y las tasas de cambio, así como en la escasa proporción de Dominio Público Hidráulico que cuenta ya con un deslinde adecuado, condición esencial para promover su adecuada restauración hidromorfológica.

Como resultado del proyecto se han elaborado diversos documentos:

 

La memoria completa del proyecto se puede consultar aquí

 

Este proyecto de investigación está cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria 2021 de subvenciones a ONG que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.