Hazte amigo/a

La agricultura es la principal actividad demandante de agua y el modelo agrario es determinante para el buen estado de los recursos hidrológicos. Desde el Observatorio de Políticas de Agua se trabaja para conseguir un modelo agroalimentario que respete y conserve el buen estado de nuestros ríos.  

El Observatorio de Políticas del Agua, en su labor de evaluar la política del agua en nuestro país, no puede dejar de lado la agricultura, siendo esta la principal actividad demandante de agua, muy por encima del uso urbano e industrial, aproximadamente el 80%. 

En muchos territorios, el modelo agrario imperante está hipotecando la posibilidad de conservar en buen estado nuestros ríos, acuíferos y humedales. Por ese motivo desde el observatorio de Políticas del Agua, se investiga, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo, cuál es el modelo agrario sostenible que, por un lado, evite el deterioro de nuestras aguas, y por otro, garantice el desarrollo de nuestros territorios. 

Las jornadas e informes que realiza el OPPA sobre agricultura y ganadería van encaminados a defender un modelo de regadío que no agrave la situación de las comunidades rurales y de los ecosistemas que las sustentan.  En este sentido, el regadío que se podría considerar sostenible en cada territorio depende de la cantidad de agua disponible, pero también de su "capacidad de carga", en relación con los impactos  derivados de la ocupación del territorio, los impactos ambientales generados y otros factores de carácter socio-económico. 

Más documentación en: https://fnca.eu/biblioteca-del-agua/

 

El agua y la Política Agraria Común

El agua es un elemento transversal que aparece vinculado a muchas políticas, no solo a la del agua. sino también, en el caso de la agricultura, a la Política Agraria Común (PAC). La PAC es la política europea que gestiona las subvenciones que se otorgan a los agricultores y ganaderos dentro de la Unión Europea. Con un presupuesto anual de más de 50.000 millones de euros, la PAC condiciona el sistema agroalimentario favoreciendo producciones intensivas y prácticas que perjudican el desarrollo sostenible (económico, social y ambiental) de los territorios rurales y la salud de nuestros ecosistemas acuáticos. El OPPA junto a otras organizaciones, a través de la coalición “Por Otra Pac”, llevamos desde el 2018  trabajando para conseguir una transición agroecológica que asegure sistemas agroalimentarios sostenibles, justos, responsables y sanos incidiendo en el proceso de elaboración de la nueva PAC que entrará en vigor en 2023.

Documentos: