La FNCA ha presentado un amplio conjunto de observaciones y propuestas al Plan Estratégico que aplicará la PAC en España, con el fin de reducir los graves impactos de la agricultura en general y del regadío en particular sobre la sobreexplotación y la contaminación de las masas de agua. Las carencias de la PAC y los impactos agrarios sobre las masas de agua aparecen señalados por muchos organismos europeos e informes oficiales, carencias que incluyen el efecto rebote de la modernización de regadíos (en lugar de ahorrar aumenta el consumo de agua) o el uso de fondos públicos para proyectos de regadío en zonas que presentan ya estrés hídrico o mal estado de las masas de agua. Frente a ello, la FNCA propone condicionar la financiación de proyectos de regadío, incluyendo modernizaciones e infraestructuras hidráulicas como nuevos embalses, al buen estado de las masas y a la inexistencia de estrés hídrico. Además propone aplicar la recuperación de costes de forma más exigente y reconducir progresivamente las ayudas al regadío (excepto en los regadíos tradicionales de vega) hacia el secano, mucho más vulnerable a nivel socioeconómico y frente al cambio climático.

 

El presente informe analiza en qué medida la nueva versión de julio de 2022 del PEPAC 23-27 español, en lo referente a las inversiones en regadío, ha recogido las observaciones que contenía la carta de la Comisión Europea, así como las del Tribunal de Cuentas Europeo y cumple además con los reglamentos 2021/2115 y 2022/126 de la Unión Europea. El análisis se estructura en cuatro apartados. El primero presenta los apartados del PEPAC 23-27 relacionados con los dos reglamentos mencionados, así como diversos informes oficiales europeos y nacionales de interés en relación con el PEPAC 23-27 en lo referentes a las inversiones en regadío. El segundo presenta las principales conclusiones, a modo de resumen ejecutivo de este informe. Los apartados tercero y cuarto analizan en detalle los incumplimientos del PEPAC 23-27 en relación con tales reglamentos europeos.

Este informe pertenece al proyecto de investigación “Modernización de regadíos, emisiones y contaminación difusa. Estado de la cuestión”, cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria 2022 de subvenciones a ONG que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.