Subir

Agricultura y ganadería

El regadío ha constituido tradicionalmente uno de los agropaisajes más característicos y emblemáticos en el ámbito mediterráneo. Es sobradamente conocida la importancia que desde antiguo ha tenido el regadío en el desarrollo de las grandes civilizaciones mediterráneas. Junto a

su innegable papel socioeconómico, los regadíos mediterráneos tradicionales y otros regadíos históricos han tenido - y tienen - también un importante papel ecológico y ambiental. 
Los regadíos surgen y se desarrollan en torno a los puntos y áreas - cuantitativamente escasas - con disponibilidad de agua, en particular en las vegas fluviales de inundación de los ríos mediterráneos y de forma más puntual, asociados a pequeñas fuentes y manantiales. Estas zonas se encuentran de hecho pre-adaptadas al regadío por varias razones:
• Disponen de recursos hídricos renovables a través del ciclo natural del agua.
• Disponen de suelo fértil de alta calidad agrobiológica, mantenida en el tiempo a través de las periódicas inundaciones, que aportan limos y nutrientes.
• Por ser llanuras de inundación, presentan características topográficas especialmente adecuadas para su cultivo e irrigación.
• Se hallan conectadas al conjunto del sistema fluvial y ecosistemas asociados.
En definitiva, los regadíos tradicionales se ubican en zonas cuyas características naturales determinan una elevada vocación agrícola y en particular una elevada vocación para el regadío. Esta elevada vocación natural para el regadío implica no sólo su gran interés desde un punto de vista socioeconómico y productivo, sino también una gran integración ecológica entre el regadío y los ecosistemas adyacentes, en particular el propio río.

 

De forma paralela al declive de los regadíos históricos, los cambios socioeconómicos que están teniendo lugar desde mediados del pasado siglo están promoviendo el incremento continuado del regadío en áreas como el Sureste Ibérico (Almería, Murcia y Alicante), la Costa Tropical de Málaga y otra regiones mediterráneas costeras. Estos nuevos regadíos tienen un carácter intensivo en el uso de agua, fertilizantes, tecnología y otros insumos. Estos regadíos se ubican con frecuencia en áreas con baja vocación natural para el regadío, como cuencas neógenas dominadas por margas, saladares, piedemontes y relieves con cierta abruptosidad, todos ellos de baja capacidad agrológica. Diversos cambios tecnológicos (que permiten el aterrazamiento de áreas con pendiente elevada o el cultivo sin suelo), así como el acceso a una fuente de energía barata, el petróleo, han permitido suplir esta ausencia de vocación natural para el regadío a base de un uso creciente de insumos para el cultivo, empezando por la obtención y transporte de agua, aporte de fertilizantes y modificación, en caso necesario, de la topografía a través de grandes movimientos de tierras (Martínez Fernández y Esteve Selma, 2004).

 

Para la elaboración de esta respuesta a la invitación a participar en la consulta sobre el alcance del Estudio Ambiental Estratégico del Plan Estratégico de la Política Agraria Común, recibida por esta Fundación el 11 de marzo de 2020, se han revisado, junto con el Borrador inicial del Plan Estratégico PAC y el Documento Inicial Estratégico del Plan Estratégico PAC, los documentos sobre situación actual en los nueve objetivos específicos de, su análisis DAFO y la identificación de necesidades, que se ubican en: https://www.mapa.gob.es/es/pac/post-2020/
Los Objetivos 4 y 5 son los que se encuentran más próximos al ámbito de competencia y experiencia de la FNCA, y sobre ellos se incidirá.

OE4: “Contribuir a la atenuación del cambio climático y a la adaptación a sus efectos, así como a la energía sostenible”. 

OE5: “Promover el desarrollo sostenible y la gestión eficiente de recursos naturales tales como el agua, el suelo y el aire”.

Consideramos que realizar un análisis de la situación actual es de transcendental importancia en un momento histórico en que están pivotando las prioridades y expectativas sociales y las relaciones económicas. Saber leer los desafíos incipientes y disponer de un diagnóstico
acertado es imprescindible para elaborar acertadamente las estrategias y medidas de intervención.

 

Esta presentación (capítulo 1) forma parte del proyecto "AGUA Y TECNIFICACIÓN DEL REGADÍO FRENTE A LA DMA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO" que se estructura en tres capítulos o partes, con los siguientes nombres:

1 La paradoja de la tecnificación 
2 El caso español
3 Desafíos y alternativas

Cada uno de ellos puede seguirse de forma independientes, pero son partes de un mismo trabajo/proyecto.

Además, hay dos vídeos relacionados con el capítulo 1 "La paradoja de la tecnificación" que pueden verse en el canal de Youtube de la FNCA:

 

Esta presentación (capítulo 2) forma parte del proyecto "AGUA Y TECNIFICACIÓN DEL REGADÍO FRENTE A LA DMA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO" que se estructura en tres capítulos o partes, con los siguientes nombres:

La paradoja de la tecnificación
El caso español
Desafíos y alternativas

Cada uno de ellos puede seguirse de forma independientes, pero son partes de un mismo trabajo/proyecto.

Además, hay dos vídeos relacionados con el capítulo 1 "La paradoja de la tecnificación" que pueden verse en el canal de Youtube de la FNCA:

 

Esta presentación (capítulo 3) forma parte del proyecto "AGUA Y TECNIFICACIÓN DEL REGADÍO FRENTE A LA DMA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO" que se estructura en tres capítulos o partes, con los siguientes nombres:

La paradoja de la tecnificación
El caso español
Desafíos y alternativas

Cada uno de ellos puede seguirse de forma independientes, pero son partes de un mismo trabajo/proyecto.

Además, hay dos vídeos relacionados con el capítulo 1 "La paradoja de la tecnificación" que pueden verse en el canal de Youtube de la FNCA:

 

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura promueve un proyecto de transformación de nuevos regadíos de más de quince mil hectáreas en Tierra de Barros, Badajoz. El proyecto y el estudio de impacto ambiental, se han sometido a información pública durante treinta días hábiles (DOE 17/5/2021). El proyecto de transformación a regadío viene a ejecutar el Plan General de Transformación aprobado en 2017 (DOE 4/1/2018), sobre la llamada «Zona de Barros» declarada gran zona de interés autonómico para el regadío de acuerdo con el texto refundido de la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario de 1973 (Decreto 232/2014, DOE 27/10/2014).

El proyecto consiste en la transformación a regadío de una superficie total de 15.170,97 hectáreas en la comarca de Tierra de Barros (Badajoz), en terrenos ubicados en los municipios de Aceuchal, Alange, Almendralejo, Fuente del Maestre, Mérida, Ribera del Fresno, Solana de los Barros, Torremejía, Villafranca de los Barros, Villagonzalo, Villalba de los Barros y La Zarza. El recurso hídrico necesario se pretende captar de los embalses de Alange y Villalba de Barros.

En relación con el estudio de impacto ambiental y plan de obras de dicho proyecto, la Fundación Nueva Cultura del Agua presenta en este documento un conjunto de observaciones.

 

La FNCA ha presentado un amplio conjunto de observaciones y propuestas al Plan Estratégico que aplicará la PAC en España, con el fin de reducir los graves impactos de la agricultura en general y del regadío en particular sobre la sobreexplotación y la contaminación de las masas de agua. Las carencias de la PAC y los impactos agrarios sobre las masas de agua aparecen señalados por muchos organismos europeos e informes oficiales, carencias que incluyen el efecto rebote de la modernización de regadíos (en lugar de ahorrar aumenta el consumo de agua) o el uso de fondos públicos para proyectos de regadío en zonas que presentan ya estrés hídrico o mal estado de las masas de agua. Frente a ello, la FNCA propone condicionar la financiación de proyectos de regadío, incluyendo modernizaciones e infraestructuras hidráulicas como nuevos embalses, al buen estado de las masas y a la inexistencia de estrés hídrico. Además propone aplicar la recuperación de costes de forma más exigente y reconducir progresivamente las ayudas al regadío (excepto en los regadíos tradicionales de vega) hacia el secano, mucho más vulnerable a nivel socioeconómico y frente al cambio climático.

 

La transformación a regadío en Tierra de Barros no es económicamente rentable (los beneficios están sobreestimados y los costes infraestimados), ni socialmente deseable (el regadío no contribuye a fijar población y la intensificación suele reducir las necesidades de empleo), ni ambientalmente sostenible (es contraria a la mitigación y adaptación al cambio climático, agravará el estado de los ríos Matachel y Guadajira y del acuífero y afectará a zonas protegidas y a numerosas especies amenazadas).

Este artículo es un capítulo del Informe OPPA 2021: https://bit.ly/OPPA-21 

 

El 21 de marzo de 2022 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación abrió un periodo de información pública para el proyecto de Real Decreto sobre el alcance de la declaración de interés general en las actuaciones de modernización de regadíos. La Fundación Nueva Cultura del Agua elaboró y presentó una serie de observaciones a los contenidos de dicho decreto, observaciones que se exponen en este documento.