Subir

Ciclo urbano y usos industriales

Este documento desarrolla los aspectos prioritarios a tener en cuenta para configurar la regulación del ciclo integral urbano del agua, y concretamente los relativos al derecho humano al agua y al saneamiento, la participación y acceso a la información, transparencia, indicadores y rendición de cuentas, los derechos y obligaciones de las partes, la planificación, el régimen económico y los contratos concesionales, así como la propuesta de creación de un laboratorio del ciclo integral. Con estas aportaciones, se pretende que sirvan de referencia para la elaboración de una futura Ley de Bases de la regulación del ciclo integral urbano del agua.

El discurso común de la comunidad de derechos humanos sostiene que los derechos humanos son neutrales en cuanto al tipo de proveedores y prestación de servicios de agua y saneamiento. El presente informe se opone a ese argumento. En él, el Relator Especial sobre los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, Sr. Léo Heller, parte de la premisa de que existen riesgos específicos para el disfrute de los derechos humanos al agua y al saneamiento en los casos de privatización, y que es necesario y pertinente analizar las dimensiones jurídicas, teóricas y empíricas de esos riesgos. El Relator Especial los examina basándose en una combinación de tres factores relacionados con el suministro privado de agua y saneamiento: la maximización de los beneficios, el monopolio natural de los servicios y los desequilibrios de poder. Mediante este marco analítico, identifica diferentes riesgos, entre ellos, la no utilización del máximo de recursos disponibles, el deterioro de los servicios, el acceso inasequible, la inobservancia de la sostenibilidad, la falta de rendición de cuentas y la desigualdad. También ofrece recomendaciones a los Estados y otros agentes para abordar y mitigar los riesgos identificados.

El informe se centra en la regulación de los servicios y su papel en la efectividad progresiva del derecho humano al agua y el saneamiento. El Relator Especial comienza el informe exponiendo las obligaciones de derechos humanos de los Estados, las instancias reguladoras y los proveedores de servicios en el contexto de la regulación. Ofrece un panorama general del papel de la regulación de los servicios de agua y saneamiento, identifica los diferentes tipos de marcos regulatorios y examina la forma en que se relacionan con las normas de derechos humanos. El Relator Especial también examina las funciones esenciales de las instancias reguladoras. Por último, presenta recomendaciones a los Estados y a las instancias reguladoras respecto de esas cuestiones.