La Fundación Nueva Cultura del Agua, junto a otras 7 entidades de la sociedad civil que promueven el uso sostenible del agua y la conservación de nuestros ecosistemas acuáticos (WWF, SEO Birdlife, Ecologistas en Acción, AEMS-Ríos con Vida, COAGRET, Red del Tajo, Plataforma de Toledo en defensa del Tajo y Plataforma del Tajo y el Alberche en Talavera de la Reina), han enviado una carta a la Comisión Europea en la que alertan de que los nuevos Planes Especiales frente a la Sequía (PES), aprobados en diciembre de 2018, incumplen la Directiva Marco del Agua y suponen un importante paso atrás con respecto a los planes de sequía anteriores. La carta pide a la Comisión que esta información sea tenida en cuenta en el proceso de evaluación de la Directiva Marco del Agua, ahora en curso, dado que los nuevos PES incumplen o debilitan la aplicación de diversos artículos de la misma, como los artículos 4 (objetivos ambientales), 13 (planes hidrológicos de cuenca) y 14 (participación pública). 

Entre otros problemas, los nuevos PES definen un indicador de sequía prolongada que permitiría calificar como tal a muchas situaciones que no serían prolongadas ni excepcionales, que es lo que exige la Directiva Marco del Agua. Por ejemplo, en muchas cuencas uno de cada cuatro meses sería considerado como sequía prolongada y excepcional de acuerdo con los nuevos PES, lo que no resulta razonable. Esto abre la puerta a una aplicación frecuente y generalizada de excepciones a los objetivos ambientales, con una reducción de los caudales ecológicos, entre otros efectos.

Puede consultarse el documento de observaciones de la Fundación a los nuevos PES aquí.