El pasado fin de semana (3-4 junio 2017) se han celebrado en Aranjuez las IX Jornadas por un Tajo Vivo, que cada año reúne a colectivos sociales, municipios y ciudadanos portugueses y españoles organizados en torno a la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo/Tejo y sus ríos. Las jornadas, organizadas por la Asamblea para la Defensa del Tajo de Aranjuez, han contado con la participación  de más de 100 personas y colectivos en las distintas actividades.

Las jornadas fueron inauguradas por la Alcaldesa de Aranjuez, doña Cristina Moreno, que mostró su apoyo a la ciudadanía ribereña y el compromiso del Ayuntamiento con la recuperación del régimen de caudales ecológicos del río Tajo. También participaron en la inauguración Antonio Carrascosa por parte de la Asamblea para la Defensa del Tajo de Aranjuez y Soledad de la Llama, co-coordinadora de la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del agua en el Tajo/Tejo y sus ríos.

Tras la inauguración María Soledad Gallego, abogada ambiental y primera coordinadora de la Red Ciudadana del Tajo, habló de la creación de esta Red hace 10 años y su evolución desde 2007; así como de los grandes intereses económicos que convierten al Tajo y sus ríos en cadáveres hidrológicos. Más allá de las presiones a las que están sometidos todos los ríos de España y Portugal, el Tajo sufre otras presiones muy específicas: el trasvase Tajo-Segura que detrae los caudales limpios de cabecera y los trasvasa al sudeste; la demanda de agua para los 7 millones de habitantes de la Comunidad de Madrid que, al no contar con los caudales de cabecera, someten a una enorme presión a todos los ríos madrileños y de las comarcas aledañas y que vierten sus aguas insuficientemente depuradas en el Tajo medio a través del Jarama; las empresas hidroeléctricas, propietarias de una cadena de embalses hidroeléctricos que han eliminado el río en su tramo extremeño; y las papeleras y distintas empresas contaminantes que vierten sus vertidos mal  depurados en el Tajo portugués.

En las sesiones del sábado distintos colectivos presentaron la problemática de los ríos en sus localidades. Colectivos como Jarama Vivo, la Asamblea para la Defensa del Tajo en Aranjuez, la Plataforma en Defensa del Tajo en Toledo, la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina, o la Plataforma contra la especulación urbanística de Candeleda dieron cuenta de la gran diversidad de actuaciones puestas en marcha para evaluar la situación del río, comunicar a la población y a las autoridades la problemática, o tomar las medidas legales o políticas necesarias.

Las iniciativas puestas en marcha ponen de manifiesto la gran capacidad tanto técnica como de comunicación de la ciudadanía comprometida: elaboración de inventarios de presiones e impactos sobre los ríos de la cuenca que desarrolla Jarama Vivo en el Jarama y el Tajuña, o la Plataforma de Toledo en el Tajo a su paso por la ciudad; visitas a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo por parte de la Plataforma de Talavera en colaboración con Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, que terminó con la visita de una delegación técnica del parlamento europeo en febrero de 2016 y la emisión de un contundente Informe técnico crítico con la gestión que el gobierno de España hace del Tajo;

Las ponencias del sábado también sirvieron para poner el foco sobre la problemática nuclear del Tajo. Francisco Castejón, investigador en fusión nuclear del CIEMAT y miembro de Ecologistas en Acción habló de la problemática nuclear en España, que limita el desarrollo de modelos energéticos alternativos y más sostenibles. Señaló la necesidad de aprovechar la llegada del fin de la vida útil de las centrales nucleares en España en los próximos años para acometer la necesaria reforma energética en línea con lo que están haciendo otros países vecinos, como Alemania.  En la cuenca del Tajo se concentra el 40% de la capacidad de producción de energía nuclear en España, siendo la contaminación radioactiva de las aguas del Tajo una importante preocupación tanto en España como en Portugal.

Por la tarde, se celebró una reunión interna de los colectivos que conforman la Red ciudadana del Tajo para repasar el estado de la cuestión de las distintas acciones tanto de comunicación como legales. Así se informó de la situación del recurso contencioso-administrativo contra el Plan Hidrológico de la Parte española de la Demarcación del Tajo y de las dos quejas interpuestas ante la Comisión Europea por el estado de degradación de los espacios Red Natura 2000 en la cuenca como consecuencia de la nefasta gestión que se hace del río.

Las jornadas también contaron con un componente lúdico, con la celebración de una barbacoa popular el sábado por la noche, cortesía de la Asamblea para la Defensa del Tajo de Aranjuez y un paseo en piragua por el río el domingo por la mañana, donde participaron más de 100 personas.

Las X edición de las Jornadas por un Tajo Vivo se celebrarán en la primavera de 2018 en Talavera de la Reina, donde comenzó la andadura de la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo/Tejo y sus Ríos en 2007.

En Aranjuez, a 5 de junio de 2017