Hazte amigo/a

La reutilización de aguas regeneradas se viene presentando como uno de los denominados recursos no convencionales y como instrumento para mitigar los efectos del cambio climático y de las sequías y para mejorar el estado de las masas de agua. Sin embargo, la reutilización de aguas no siempre contribuye a tales objetivos e incluso los puede llegar a empeorar. Por ello la Fundación Nueva Cultura del Agua ha elaborado una serie de observaciones al nuevo reglamento de reutilización de aguas regeneradas, proponiendo diversos condicionantes con el fin de garantizar que la reutilización efectivamente contribuirá a mejorar el estado de ríos y acuíferos y evitará una mayor insostenibilidad en el uso del agua.

 

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies