Hazte amigo/a

Hace unas semanas trascendió a la luz pública la intención de los representantes de la histórica Acequia Real del Júcar de vender parte del agua que tiene concedida para el riego a la empresa Aguas del Almanzora, S.A. de Almería, con el fin de sanear sus cuentas. La del Júcar es una cuenca sobreexplotada, principalmente en su acuífero de cabecera, con transvases operativos al Turia y el Palancia, al norte y el Vinalopó al sur. Los representantes de la Acequia se han opuesto con contumacia a la asignación de caudales ecológicos suficientes para la recuperación de los espacios protegidos del bajo Júcar y l’Albufera. La movilización ciudadana liderada por Xúquer Viu, a la que se han sumado algunos regantes y que ha contado con el apoyo institucional de alcaldes y diputados ha conseguido –de momento- paralizar la apertura de un nuevo boquete en el pantano de Alarcón, a trescientos quilómetros de la desembocadura, por el que desaguar un rio ya muy deteriorado.

Ver vídeo