Hazte amigo/a

WWF y la Fundación Nueva Cultura del Agua elaboraron en 2020 el informe Estudios de casos para la aplicación de la metodología sobre la recuperación de costes de los servicios del agua: el embalse de Melonares y la presa de Alcolea en el que se ponía de manifiesto la muy mala calidad del agua de la futura presa de Alcolea al recoger aguas con altos contenidos de metales pesados procedentes de los lixiviados ácidos de las múltiples escombreras de la cuenca minera del Odiel.

El Esquema Provisional de Temas Importantes de la demarcación del Tinto, Odiel y Piedras (EPTI) de 2020 señalaba como uno de los problemas importantes de la demarcación la elevada contaminación de los ríos Tinto y Odiel y hasta en 28 ocasiones señalaba dudas sobre la calidad del agua que almacenaría la presa de Alcolea, que podría no ser útil para los usos previstos o que requeriría costosos tratamientos de depuración.

La presión de los regantes de Huelva sobre la Junta de Andalucía para que se reanudasen los trabajos de construcción de la presa de Alcolea y se neutralizaran los informes científicos y técnicos que avisaban de que el agua que almacenaría no sería adecuada originó el encargo, a finales de 2020, a la consultora holandesa DELTARES de un informe que avalara la construcción de Alcolea.

DELTARES entregó en febrero de 2021 su informe Síntesis sobre los posibles impactos en la calidad del agua en la futura presa de Alcolea, que avalaba la posición de la Junta de Andalucía y consideraba que en el futuro embalse se reduciría drásticamente la acidez del agua y se decantarían gran parte de los metales pesados, pudiéndose utilizar el agua para los usos previstos de abastecimiento, regadío e industria.

La Junta de Andalucía utilizó este informe de DELTARES para suprimir todas las dudas razonadas y cautelas que señalaba el EPTI considerando que la presa de Alcolea era completamente viable.

WWF y la FNCA elaboraron una nota de prensa "La Fundación Nueva Cultura del Agua y WWF se oponen al plan de la Junta de Andalucía de continuar con el proyecto de la presa de Alcolea" en abril de 2021 como réplica al informe de DELTARES en abril de 2021 que dio comienzo a un proceso largo de comunicaciones con la consultora evidenciándole las carencias de datos, simplificaciones y errores de su informe.

DELTARES aceptó discutir técnicamente su documento con la información aportada por WWF y FNCA, y en una reunión celebrada en julio de 2021 reconocieron deficiencias en su informe fruto de la escasa documentación que les aportó la Junta de Andalucía, totalmente favorable a la obra, y que el encargo que recibieron se limitaba a valorar dichos informes. Acordaron reconsiderar las conclusiones de su informe.

A principios de septiembre pasado DELTARES remitió a WWF y FNCA una Adenda a su primer informe en el que reconocen las deficiencias de su primer informe y señalan que no hay información suficiente para poder afirmar que el agua de la presa de Alcolea se pueda utilizar para ningún uso, recomendando la continuación de los estudios de seguimiento de la evolución de la calidad del agua del río Odiel. Trasladaron su nueva Adenda a la Junta de Andalucía para que esta la hiciera pública.

Después de más de tres meses la citada Adenda no ha sido publicada por la Junta de Andalucía por lo que consideramos de interés público su publicación junto con los demás documentos referenciados.