Hazte amigo/a

En la última sesión del Consejo Nacional del Agua (CNA) se presentó una propuesta de cambio en la composición del mismo, en la que se incorporaba como vocal al presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua. Hasta ahora el vicepresidente de la FNCA, nombrado por designación del Ministerio a título personal en calidad de experto en regadíos, venía transmitiendo el sentir de la Fundación en los distintos temas sujetos a deliberación. Con el cambio propuesto, la FNCA sería como tal un vocal del CNA. El procedimiento escrito del CNA se ha dividido en dos fases (primera vuelta y segunda vuelta). En su voto motivado en la primera vuelta, nuestro vicepresidente agradecía la incorporación de la FNCA como vocal del Consejo Nacional del Agua, a la vez que señalaba que la modificación de la composición seguía sin dar respuesta a las demandas que veníamos haciendo desde la Fundación, ya presentadas en 2018, que entre otros aspectos solicitaban reducir el elevado peso de las administraciones públicas en este órgano de participación pública e incorporar a sectores poco o nada representados, como representantes de los usos recreativos del agua, de los usos urbanos del agua, asociaciones de consumidores y representantes de las redes ciudadanas de defensa del agua. De esta forma se alcanzaría una representación más completa y equilibrada de todas las partes interesadas, corrigiendo el excesivo peso que los vocales vinculados a los intereses agrarios tienen en la composición actual del CNA. Puede consultarse el documento de observaciones de la FNCA elaborado en 2018 aquí. Por todo ello nuestro vicepresidente agradecía la incorporación de la FNCA al Consejo Nacional del Agua, pero votó en contra de la propuesta de nueva composición. Puede consultarse el voto del vicepresidente de la FNCA en la primera vuelta.

Sin embargo en la segunda vuelta hemos comprobado que la propuesta de nueva composición no sólo no recoge avances en la línea de nuestras demandas sino que incluso retrocede, al desaparecer la inclusión de la FNCA como vocal del CNA y aumentar el número de vocales de las administraciones públicas en el Consejo Nacional del Agua. Hay que señalar que las organizaciones de regantes se han opuesto de forma tajante a dicha incorporación de la FNCA, como se ha podido comprobar tanto en sus votos particulares como en distintas apariciones de las organizaciones de regantes en los medios de comunicación. El Ministerio ha aceptado su petición de excluir a la FNCA del CNA, lo que cabe interpretar como el resultado de las presiones de los representantes del regadío, presiones a las que se ha plegado el Ministerio.

La FNCA considera que el nuevo decreto de composición de CNA constituye una oportunidad perdida para corregir las ausencias y los desequilibrios en la representación de las distintas partes implicadas en el CNA, en línea con las propuestas contenidas en el Libro Verde de la Gobernanza del Agua, elaborado por el propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. La FNCA lamenta la falta de ambición del Ministerio, al mantener una composición del CNA que no representa de forma completa y equilibrada al conjunto de la sociedad y que está en contradicción con lo propuesto por el Libro Verde. Por todo ello el voto en segunda vuelta del vicepresidente de la FNCA ha sido también negativo.