Asociaciones conservacionistas y científicos abogan por mantener la dinámica natural del Trabucador

  • Organizaciones ambientales y conservacionistas, científicos y académicos han firmado un manifiesto conjunto donde solicitan soluciones basadas en la naturaleza para mantener la sostenibilidad física de la barra del Trabucador del delta del Ebro.
  • Los firmantes destacan que la respuesta a los efectos de los fenómenos extremos, como el temporal ‘Gloria’, usando acciones de ingeniería para fijar y aumentar rigidez de este sector del frente costero del delta del Ebro, han fracasado y son la peor solución.

02/10/2020. Asociaciones ecologistas y científicos han firmado un manifiesto en el que describen cómo los efectos tras el paso del temporal ‘Gloria’, acaecido a finales del pasado enero, ocasionaron una gran erosión en una parte importante de las zonas emergidas y sumergidas de la barra del Trabucador, un espacio emblemático y altamente dinámico del frente costero del delta del Ebro.

Tras este proceso erosivo natural de la barra de arena, los firmantes subrayan que se iniciaron tareas de restitución de la morfología del Trabucador mediante la aportación masiva de arenas extraídas tanto de zonas normalmente emergidas del Trabucador como de sectores sumergidos de la bahía de los Alfacs. Sin embargo, lamentan en el manifiesto que las soluciones aportadas por las administraciones públicas inciden en medidas ya aplicadas en el pasado, que no han sido efectivas y que obligan a un mantenimiento periódico, insostenible económicamente y a largo plazo, del Trabucador

La barra del Trabucador se encuentra incluida en el Plan de Espacios de Interés Natural y la Red Natura 2000, y constituye uno de los elementos más singulares en relación con el patrimonio geológico de las costas del mar Mediterráneo. Por ello, su conservación es un objetivo prioritario en Cataluña, tal como marca la Estrategia del Patrimonio Natural y la Biodiversidad de Cataluña, al acoger hábitats y especies de importancia internacional.

Soluciones basadas en la naturaleza

Actualmente, existe una tendencia global a utilizar los elementos de la propia  naturaleza para hacer frente a las consecuencias de fenómenos climáticos extremos. Se trata de la adaptación de soluciones que entiendan y aprovechen el funcionamiento de los ecosistemas, más eficaces en términos económicos y ambientales,   pero que aún  no terminan de afianzarse en las Administraciones.

En este sentido, los firmantes recuerdan que en este sector del Delta “el transporte transversal de arenas, que se produce mayoritariamente durante los fuertes temporales, es imprescindible para garantizar la anchura del Trabucador, su desplazamiento y, por tanto, su sostenibilidad”.

Por ello, conservacionistas y científicos apelan en el manifiesto a apostar por las medidas que trabajan a favor del medio natural, lo que se conoce como Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN), que son más rentables y a la vez proporcionan beneficios ambientales, sociales y económicos, y ayudan a aumentar la resiliencia a largo plazo. Así, indican que “la solución basada en la naturaleza es la que aprovecha inteligente y gratuitamente la energía y los sedimentos que aportan el dinamismo intrínseco del delta del Ebro. ¿Habrán servido de algo los 350.000 m3 que se han extraído, sobre todo de la parte sumergida de la banda interna de la barra, en los últimos meses? ¿O bien han debilitado su capacidad de autorrecuperación para la próxima tormenta?” En este sentido, los firmantes apuntan en el manifiesto que “puede que la mejor solución sea no actuar y dejar que los procesos naturales regeneren el Trabucador, a pesar de las dificultades que nos provocan a corto plazo”.

Las 36 asociaciones y los 33 científicos apuntan que “todas las actuaciones humanas (creación de motas, plantaciones, diques) que han tenido como objetivo aumentar la rigidez de la barra, no sólo han fracasado sino que han hecho aumentar su vulnerabilidad. Intentar mantener una posición fija del Trabucador es, en todos los términos, la peor solución”, recalcan, por lo que la alternativa cero, la de no actuar, “debe ser considerada seriamente”. Y recuerdan que la actividad salinera en la punta de la Banya es perfectamente compatible con la conservación de los valores naturales, siempre bajo una evaluación ambiental apropiada, aunque compatible no es sinónimo de imprescindible.

“El Trabucador trabucado, ¿problema o solución? Una historia recurrente”