El cambio climático hace pronosticar un incremento de los episodios de lluvias torrenciales, pero dicho incremento no es todavía estadísticamente significativo. Pese a ello, los daños por inundaciones se están disparando, incluso con lluvias menores. ¿Cómo se explica esto?. 

El último número de la revista FORESTA publica un articulo de nuestra Directora técnica donde se da la respuesta: http://bit.ly/2W4pa5q