Novedades

El grupo de trabajo del ciclo urbano del agua de la FNCA ha elaborado un documento de observaciones a la primera fase de la evaluación ambiental estratégica del “Plan nacional de depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización (DSEAR)”, que está siendo elaborado y promovido por la dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica, cuyo resultado será determinar el alcance que deba darse al Documento ambiental estratégico.de dicho Plan.

El documento de la FNCA puede consultarse aquí

 

Ver manifiesto: https://fnca.eu/biblioteca-del-agua/directorio/file/2880?search=1 

El pasado 21 de febrero se presentó en Madrid el Acuerdo social sobre la gestión del ciclo integral del agua de la Comunidad de Madrid. En el acto participaron representantes de las organizaciones que forman parrte de la  Red de ciudades y pueblos por el Agua Pública de la Comunidad de Madrid entre las se encuentra la Fundación Nueva Cultura del Agua. 

Las entidades que han suscrito el Acuerdo son: 

Acción en Red, Amigos de la Tierra, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Asociación para la preservación del bosque autóctono (ARBA), Asociación vecinal El pueblo que queremos, ATTAC, CCOO, CGT, Club Amigos de la Unesco, Club de Debates Urbanos, Ecologistas en Acción, EQUO, FACUA, FRAVM, Fundación Nueva Cultura del Agua, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA), Izquierda Anticapitalista, Izquierda Unida, Marea Azul,  Observatorio Ciudadano para la Conservación del Patrimonio de la Sierra de Guadarrama, Parque Sí en Chamberí, Plataforma contra la Privatización del CYII, Plataforma por un Jarama Vivo, Plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos, Podemos, PSOE y USO.

El Acuerdo y toda la información relativa a la Red se encuentra en: https://www.redaguapublicamadrid.org/ 

 

Estos días nos ha llegado la excelente y largamente esperada noticia de que la Comisión Europea lleva al Reino de España ante el Tribunal Europeo de Justicia lo que podría acabar con la imposición de una multa cuantiosa por no haber querido gestionar el abuso y el descontrol del agua utilizada en Doñana para el regadío, así como para el turismo y el golf en Matalascañas. Nos alegramos por ello – porque quizás supone un cambio en la actitud y la gestión – pero tememos que nuestro Gobierno haga poco caso y simplemente pagaría la multa utilizando para ello los impuestos de todos, incluyendo  los de aquellos que no tenemos la culpa y los que lo hayamos denunciado desde hace años. ¿Es justo?

Entendemos que lo justo y lo que hay que perseguir es “¡quien contamina, paga!” Por tanto, deberían ser los empresarios agrícolas del fresón y el arándano los que tras años de bonanza y beneficios apechuguen con esta multa, además de con los costes de restauración (lo que los economistas llaman “las externalidades ambientales”). Nos gustaría saber qué plan tiene el Ministerio de Transición Ecológica para hacerse con las identidades, cuentas bancarias y avales de los infractores, antes de que se escabullan.

Pero no se acaba ahí la historia. Hablando de responsabilidades y de dinero, también nos gustaría que se reforzara la acción de la Fiscalía de Huelva, para depurar qué políticos, responsables y técnicos gestores de las administraciones implicadas han participado en acciones ilícitas y corruptas, entre las que por nombrar sólo algunas, hay que mencionar a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (por su pésima planificación y gestión del agua y la ausencia de control), las variadas Consejerías de la Junta de Andalucía sobre Agricultura (por sus subvenciones), Economía/Minas (por sus permisos a la perforación de pozos), Medio Ambiente (por la tala de bosques y destrucción de ecosistemas) y los Ayuntamientos (Almonte, Rociana, Moguer, Lucena y Bonares). Por lo poco que se ve en prensa, incluso en el año 2018, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha seguido dando nuevas concesiones de extracción de agua en el área de Doñana, a pesar de toda la información y datos en sus manos.

Y claro, no nos podemos olvidar de las cadenas de supermercados españoles, que – al contrario de muchas cadenas europeas en Alemania, Holanda, Inglaterra y los países nórdicos – han ignorado las llamadas para vender sólo productos legalmente producidos, y han llenado sus estanterías con fresón y arándano de Doñana, sin preocuparse por sus pautas de producción e ilegalidades. A lo mejor no reaccionarán hasta que veamos titulares en la prensa con el rótulo “Supermercados MegaBien contribuye a destruir zonas patrimonio de la humanidad”. ¿Qué podemos hacer los demás? Pues visitar y disfrutar Doñana y buscar un consumo responsable, considerando si realmente queremos comer  “fruta envenenada”, antes de comprarla.

El pasado 13 de diciembre fuimos testigos de un hito, al salir adelante por mayoría absoluta, con los unicos votos en contra del PP y Ciudadanos, la aprobación en el Congreso de los diputados, del Dictamen de Conclusiones y Recomendaciones al Gobierno en materia de gestión de aguas en perspectivas de Cambio climático (ver Dictamen). 

Este Dictamen es el resultado de un intenso y fructífero trabajo basado en las comparecencias de casi 30 expertos que ofrecieron un inmenso volumen de conocimiento y propuestas en materia de planificación y gestión del agua, en línea con la Nueva cultura del agua y que abre el camino hacia la necesaria transición hidrológica a desarrollar.

El Dictamen aprobado se basa en los estudios del CEDEX relativos a los impactos del cambio climático sobre caudales superficiales y aguas subterráneas, y ofrece un amplio abanico de medidas y estrategias frente a éste. 

 

Estos días la Fundación Nueva Cultura del Agua hemos participado en varias sesiones del congreso CONAMA 2018 Rumbo 20.30.

En la sesión técnica de Agua y Adaptación al Cambio Climático que se celebró el pasado 27 de noviembre, miembros del equipo del proyecto QClima- Caudales ecológicos: valoración de experiencias en las cuencas españolas y propuestas adaptativas frente al cambio climático, presentaron los principales resultados del proyecto que finalizó en junio de este año y que contó con el apoyo de Fundación Biodiversidad. 

El proyecto demanda entre otras cosas, la necesidad de una gestión adaptativa en materia de aguas que también debe aplicarse a los caudales ecológicos. Para ello es imprescindible el seguimiento y conocer la evolución del estado de los caudales ecológicos así como establecer mecanismos técnicos y jurídicos para que, si es necesario, los caudales se adapten al objetivo que deben cumplir.  

Los resultados del trabajo llevado a cabo en el proyecto QClima están disponibles aquí

El X Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua: "20 años de continuidad de una Nueva Cultura del Agua: Flujos de agua, flujos de vida" se clausuró el pasado 7 de septiembre de 2018 en ​la Universidad de ​Coimbra (Portugal) con la lectura de sus conclusiones que se pueden consultar en los siguientes enlaces (castellano y portugués). 

A lo largo de los tres días de celebración del Congreso se presentaron más de 120 trabajos científicos relacionados con sus cuatro áreas temáticas que pueden consultarse en el libro de actas disponible aquí

AT1- Planificación, gestión y gobernanza del agua: avances, límites y retos futuros en la aplicación de la Directiva Marco de Agua
AT2- Ecosistemas acuáticos y terrestres asociados (ribereños y costeros): conservación y restauración
AT3- Alteraciones climáticas, fenómenos hidrológicos extremos y usos del agua
AT4- Agua y sociedad: ética, derechos, cultura y educación

Los días 20 y 21 de septiembre se celebró en Viena la EU Water Conference, organizada por la Comisión Europea, en la que se abordó la situación actual de las aguas europeas y su relación con distintas políticas sectoriales, como la  agrícola, la ambiental o los proyectos hidroeléctricos, entre otras. Se abordó también la legislación europea sobre aguas, en especial la Directiva Marco del Agua, cuyo proceso de evaluación en marcha, que finalizará a finales de diciembre de 2019, debe establecer si es conveniente o no introducir modificaciones a la misma. En relación con esto, una gran coalición de organizaciones de toda Europa están preparando una campaña de defensa de la Directiva Marco del Agua, la campaña Living Rivers, en la que se va a pedir el máximo apoyo ciudadano al mantenimiento del texto actual de dicha Directiva, a la vez que se exige una mejora sustancial y una mayor ambición ambiental en la aplicación efectiva de la misma.