Los Premios Dragona Iberia son las distinciones que la Fundación Nueva Cultura del Agua otorga cada año con motivo de su Asamblea Anual, a lo largo de un acto de clausura profundamente entrañable, con espacio para los abrazos y la expresión artística, y también para el recuerdo de personas apreciadas y queridas que un buen día pasaron tal vez a una dimensión desconocida de la existencia, pero que dejaron un vacío permanente en nuestro corazón y una huella indeleble de su paso. Los premiados son elegidos por la Junta rectora seleccionados de una lista de candidatos presentados por todos los miembros de la fundación.

La FNCA celebró la primera entrega de premios en el año 2003 en Tortosa, con el premio concedido aquel año a la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET). Se reparten premios en las siguientes categorías:

Premio Colectivo: a aquél colectivo social que se haya destacado por una larga trayectoria en defensa de los valores de la Nueva Cultura del Agua, la salvaguarda de un río o un ecosistema concreto, frente a las amenazas de su degradación.

Premio Individual: aquella persona que se haya caracterizado por una trayectoria y/o un liderazgo especial en defensa de los ríos y los ecosistemas hídricos en general.

El galardón es una estatuilla en bronce del reputado escultor internacional José Antonio Barrios; es una replica reducida sobre peana de piedra de Calatorao de la Dragona de 2,10 m de altura en madera, obra del mismo autor, que sirvió de mascarón de proa de la balsa que en el verano de 1993 descendió el Ebro desde Reinosa hasta al mar, acompañada por un río de gente, como una llamada de atención a los proyectos anunciados en el Anteproyecto de Plan Hidrológico Nacional.

El nombre Iberia está inspirado en una pequeña obra de teatro que escribió a raíz de aquella aventura de 18 días, en tono de humor, el poeta, escultor, ex Justicia de Aragón,… “abogado y todo”, Emilio Gastón, en la que el monstruo del lago Ness tras una charla con unos aragoneses cariacontecidos que estaban comiendo su tortilla a la orilla del lago, les promete enviar a una hija suya, por entre las entrañas de la Tierra hasta las aguas del Ebro para detener el fluvicidio anunciado por ese APHN, con sus más de sesenta grandes embalses proyectados en la cuenca, la expansióndesmesurada del regadío y los dos grandes trasvases; uno a Barcelona y el otro al Levante y Sureste.

 dragonas iberias web