La planificación y la gestión del agua

El primer ciclo de planificación hidrológica en España bajo las directrices de la Directiva Marco del Agua para el período 2009-2015 tendría que haber culminado en diciembre de 2009. Aunque el proceso se ha retrasado y sigue inconcluso, tenemos ya algunas conclusiones preliminares sobre el estado de nuestras aguas. Nuestros ríos, humedales, acuíferos, lagos y aguas de transición y costeras, y los ecosistemas asociados a ellos, están muy deteriorados. Las evaluaciones realizadas han determinado que más del 50% de todas nuestras aguas están en mal estado, bien por deterioro de su estado ecológico—por extracciones excesivas, alteraciones de los cauces, represamiento de las aguas, etc.— bien por contaminación química. Como consecuencia hemos puesto en peligro la capacidad de estos ecosistemas de seguir proporcionándonos el agua en la cantidad y calidad que necesitamos. ¿Cómo hemos llegado a esta situación?.

La planificación hidrológica establece las pautas generales que deben de guiar las decisiones que cada día toman las autoridades competentes en la gestión del agua. Esas decisiones también se ven influidas por un amplio abanico legislativo, conflictos competenciales, presiones sociales o políticas, y en muchas ocasiones por la inercia de formas de proceder que han dominado el quehacer de las administraciones del agua durante décadas.

En esta área temática introducimos algunos conceptos elementales sobre: quién tiene la competencia sobre el agua; cuáles son los paradigmas que han dominado la planificación y la gestión de las aguas en España y los cambios necesarios para subsanar los importantes problemas a los que nos enfrentamos; la necesaria apertura de los ámbitos de decisión sobre el agua a nuevas voces e intereses que van más allá de la tradicional "comunidad política" del agua; o el impacto del cambio climático en la disponibilidad de recursos hídricos y la necesaria adaptación que tendremos que hacer a la nueva realidad, basándonos en gran medida en los aciertos y errores que se derivan de nuestra larga experiencia sobre gestión de sequías.

 

Coordinación de área